Resolvemos tus dudas sobre autoconsumo fotovoltaico

Preguntas frecuentes de energía solar

Solamente contar una superficie libre suficiente y adecuada para instalar las placas y espacio para colocar los componentes eléctricos.

Las dimensiones de los paneles más estándar son de aproximadamente 2 m x 1 m. ¡Más altos que una persona!

Sí. Son tres los tipos de radiación que llegarán a tus paneles, la directa, la reflejada y la difusa. Un día nublado la radiación directa y reflejada serán mucho menores, aunque sí tendremos difusa. El rendimiento de la instalación será menor en días nublados, pero no te preocupes, esto ya lo hemos tenido en cuenta al dimensionar tu instalación.

Los componentes de la instalación tienen una vida útil de mínimo 25 años. Como es lógico, un buen mantenimiento de la instalación es fundamental para alcanzar esta vida. Elementos como el inversor suelen dar una garantía base de entre 5 y 12 años ampliable hasta los 25 años. Respecto a las placas solares, los proveedores aseguran una vida de 25 años con una caída de rendimiento máxima del 20%.

Sí. Con la llegada del Real Decreto 244/2019 se eliminan todas las trabas legales y administrativas que hacían del autoconsumo algo prohibitivo.

No. El 5 de octubre de 2018 (Real Decreto ley 15/2018), tres años más tarde de su introducción, el Ministerio de Transición Ecológica anunció el fin del famoso impuesto al sol además de añadir una serie de reformas con el fin de fomentar la energía solar.

Estará en función de la potencia requerida por los consumos de esta, además del tipo de superficie y orientación de las cubiertas, pero las más comunes están entre 3000€ y 8000€.

Sí, pero nunca ganarás dinero ni te pagarán las eléctricas. Este modelo de autoconsumo consiste en inyectar el sobrante de energía a la red y compensar los costes hasta que tu factura de la luz llegue a cero. TUVATIO hace esta tramitación y te asesora para que puedas alcanzar esa cifra en tu recibo.

Sí. Nosotros siempre ponemos en nuestras instalaciones medidores de energía para saber cuánta energía consumes, cuánta generas, cuánta autoconsumes y cuánta inyectas en la red eléctrica.

Sí. Nos ocuparemos de los trámites administrativos y de la legalización de tu instalación. Además, podemos asesorarte sobre las posibles subvenciones que haya en tu comunidad autónoma o ayuntamiento.

A nivel general existen dos tipos de instalaciones, las aisladas de red y las de autoconsumo fotovoltaico o conectadas a red. La finalidad de las instalaciones aisladas es el suministrar electricidad en zonas donde no llega la red eléctrica. La finalidad de las instalaciones de autoconsumo es el AHORRO.

El ahorro va a depender de diferentes factores, desde la superficie disponible para poner las placas solares hasta el cambio en los hábitos de consumo del cliente. Se puede decir que el ahorro en la factura eléctrica estará comprendido entre un 25 % y un 75% dependiendo del caso.

No necesariamente. Al estar conectado a la red, la energía excedentaria que genera tu instalación se inyecta a la red y no es necesario almacenarla en baterías. Si añadimos batería a la instalación el coste aumentará pero como contrapartida aumentará el ahorro en tu factura y podrás ser más flexibles en tus hábitos de consumo.

Los componentes principales de una instalación de autoconsumo son los paneles solares, el inversor, la instalación eléctrica, la estructura soporte de módulos y el medidor de consumos.

Según la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), solamente es necesario que un tercio de los propietarios estén de acuerdo para realizar la instalación, realizándose bajo votación convocada convenientemente.

No es necesario. Si en la votación se alcanza el tercio necesario, según LPH los votantes a favor son los que deben sufragar la instalación y los costes de mantenimiento y reparaciones de esta, en caso de ser necesarios.

Los vecinos que deseen participar en la instalación fotovoltaica pueden participar de manera igual o desigual, lo más normal es llegar a un acuerdo de reparto de costes en el que se decida cuál va a ser la participación de cada vecino.
Según el acuerdo establecido para la repartición de costes, así se establece la distribución de la energía. Existe un mecanismo legal por el cual se establece un reparto de energía y costes en función del consumo de cada usuario, pero éste es el último recurso si no existe acuerdo entre los mismos.

Por supuesto, todo lo indicado anteriormente es lo recogido en la ley sobre los mínimos, en caso de que una parte importante de los vecinos quiera participar de una instalación fotovoltaica, sin embargo, siempre que la comunidad de propietarios otorgue permisos a uno o varios vecinos para hacer uso de una parte de la azotea, no hay ningún problema.

En la instalación se incluye un contador que registrará la energía que la instalación vierte a la red, esa será la manera que el distribuidor tenga de contabilizar la energía.
Administrativamente esa energía se contabilizará como si la hubiese consumido o vertido a red cada uno de los usuarios participantes en el porcentaje adecuado.

Por supuesto, si un vecino que no decidió unirse a la instalación quiere unirse a posteriori, puede hacerlo actualizando económicamente los gastos que haya generado la instalación.

No hay que hacer nada, como se comentaba anteriormente, la instalación tiene su propio contador para controlar la energía vertida a la red y el cálculo de energías para cada usuario se realiza administrativamente, por lo que no debe realizarse ninguna modificación, salvo que sea un único usuario el que disfrute de la instalación.

Si existe una avería en la instalación, mantenimiento o revisión, ésta debe ser soportada por los usuarios de misma en las proporciones que la disfruten.

En una comunidad de vecinos la electricidad generada se puede utilizar para dos fines.

El primero de ellos es cubrir las necesidades energéticas que tiene la propia comunidad, es decir, suplir el gasto eléctrico en elementos comunes, como puedan ser la iluminación de garajes, iluminación de portales, ascensores, depuradora de piscina, etc.

El segundo de ellos es cubrir las necesidades particulares de los domicilios que componen la comunidad de vecinos, de tal manera que los vecinos disponen de una cuota de electricidad proveniente de la instalación y consumen según sus necesidades.

Sí. Son dos los tipos de radiación que llegarán a tus paneles, la directa y la difusa. Un día nublado no hay radiación directa pero sí difusa. El rendimiento de la instalación será menor en días nublados, pero no te preocupes, esto ya lo hemos tenido en cuenta al dimensionar tu instalación.

Los componentes de la instalación tienen una vida útil de mínimo 25 años . Como es lógico, un buen mantenimiento de la instalación es fundamental para alcanzar esta vida. Elementos como el inversor suelen dar una garantía base de entre 5 y 12 años ampliable hasta los 25 años. Respecto a las placas solares, los proveedores aseguran una vida de 25 años con una caída de rendimiento máxima del 20%.

Sí. Con la llegada del Real Decreto 244/2019 se eliminan todas las trabas legales y administrativas que hacían del autoconsumo algo prohibitivo.

No. El 5 de octubre de 2018 (Real Decreto ley 15/2018), tres años más tarde de su introducción, Teresa Ribera anunció el fin del famoso impuesto al sol además de añadir una serie de reformas con el fin de fomentar la energía solar.

Sí, pero nunca ganarás dinero ni te pagarán las eléctricas. Este modelo de autoconsumo consiste en inyectar el sobrante de energía a la red y compensar los costes hasta que tu factura de la luz llegue a cero. TUVATIO hace esta tramitación y te asesora para que puedas alcanzar esa cifra en tu recibo.

Sí. Nosotros siempre ponemos en nuestras instalaciones medidores de energía para saber cuánta energía consumes, cuánta generas, cuánta autoconsumes y cuánta inyectas en la red eléctrica.

Sí. Nos ocuparemos de los trámites administrativos y de la legalización de tu instalación. Además, podemos asesorarte sobre las posibles subvenciones que haya en tu comunidad autónoma o ayuntamiento.

El ahorro va a depender de diferentes factores, desde la superficie disponible para poner las placas solares hasta el cambio en los hábitos de consumo del cliente. Se puede decir que el ahorro en la factura eléctrica estará comprendido entre un 25 % y un 75% dependiendo del caso.

No, en todo momento permanecerá conectada a la red.

La electricidad generada no afectará a tus equipos. Las condiciones técnicas de la electricidad serán las mismas que las de la red general.

En una industria, sea del tipo que sea, la energía generada por una instalación fotovoltaica puede utilizarse igual que la energía que provee la red eléctrica. Es decir, sea cual sea tu actividad, tarifa, conexión (trifásica o monofásica), puedes instalar paneles fotovoltaicos y utilizar la energía para todo lo que tu industria necesite.

El ahorro va a depender de diferentes factores, desde la superficie disponible para poner las placas solares hasta el cambio en los hábitos de consumo del cliente, pasando en este caso por el número de usuarios que disfruten de la instalación. Se puede decir que el ahorro en la factura eléctrica estará comprendido entre un 15% y un 75% dependiendo del caso.

Sí. Existe el modelo de autoconsumo con excedentes acogido a compensación mediante el cual te compensan económicamente la energía excedentaria que inyectas a la red. Con este modelo de autoconsumo puedes llegar a hacer cero la parte variable de tu factura. TUVATIO se encargará de esta tramitación.

Puedes instalar paneles fotovoltaicos sin ningún problema, pero hay que tener en cuenta dos cuestiones importantes: la primera es que los alquileres de espacios industriales son, al menos, a medio plazo, por lo que es posible que la instalación sea rentable en el tiempo que tengas comprometido el alquiler; en segundo lugar, cualquier acuerdo con el propietario es posible, podéis llegar a compartir gastos de instalación, al fin y al cabo, su instalación se revalorizará con ella.

Teóricamente es posible, los componentes pueden ser trasladados y vueltos a instalar en otro lugar, si bien es cierto, que esto incurriría en unos gastos de instalación y legalización que habría que estudiar y valorar su conveniencia.

Es posible. Bajo este supuesto existen multitud de casuísticas posibles, en función de cómo se compartan las instalaciones, si existen contratos de luz diferentes, si se quiere compartir o no la instalación solar, etc. La nueva normativa proporciona diferentes posibilidades para cada uno de los casos que se planteen. Con el asesoramiento de TUVATIO, se puede encontrar la mejor alternativa para disfrutar de la energía solar.

El robo de las placas en una instalación fotovoltaica de autoconsumo para empresas es muy improbable, ya que suelen estar situadas en la cubierta. No obstante, debes incluir las placas solares en el seguro del negocio.

Por supuesto que te interesa. En este caso existen varias alternativas que van desde únicamente dimensionar la instalación, para no consumir de la red durante el día y por la noche funcionar con la red eléctrica, hasta dimensionar la instalación con baterías para utilizar la energía de las baterías por la noche, pasando por cualquier compromiso intermedio.

Este es un caso que se debe estudiar con detenimiento. Es muy posible que, a pesar de la estacionalidad, una instalación fotovoltaica pueda ser rentable. En TUVATIO siempre estudiamos los consumos eléctricos frente a las horas de producción solar y obtenemos los datos anuales de rentabilidad y ahorro. Este caso se realizaría del mismo modo y podríamos valorar el resultado concreto.

No hay que hacer nada. Toda la instalación se realiza independientemente y el final de la misma se conecta a la entrada de tu instalación, no siendo necesario la modificación de la instalación, únicamente la conexión en el cuadro de entrada a la misma.

Sí, son dos los tipos de radiación que llegarán a tus paneles: la directa y la difusa. Un día nublado no hay radiación directa pero sí difusa. El rendimiento de la instalación será menor en días nublados, pero no te preocupes, esto ya lo hemos tenido en cuenta al dimensionar tu instalación.

Nuestras instalaciones cuentan con las protecciones necesarias para que una descarga atmosférica no cause daños en esta.

Los componentes de la instalación tienen una vida útil de mínimo 25 años. Como es lógico, un buen mantenimiento de la instalación es fundamental para alcanzar esta vida. Elementos como el inversor suelen dar una garantía base de entre 5 y 12 años ampliable hasta los 25 años. Respecto a las placas solares, los proveedores aseguran una vida de 25 años con una caída de rendimiento máxima del 20%.

Sí, con la llegada del Real Decreto 244/2019 se eliminan todas las trabas legales y administrativas que hacían del autoconsumo algo prohibitivo.
Sí, pero nosotros nos ocuparemos de todos los trámites administrativos y de la legalización de tu instalación, así que no tienes que preocuparte por ello.

Sí, hay una amplia oferta de ayudas y subvenciones, normalmente ofrecidas por los ayuntamientos. Si lo necesitas, podemos informarte.

El precio dependerá de varios factores como el tamaño de su negocio, su ubicación y de los elementos con los que cuente la instalación. Además, a este coste le podrás restar las ayudas de tu ayuntamiento.

En todas nuestras instalaciones incluimos un software de monitorización que sirve al usuario para saber qué ocurre en su instalación en todo momento, siendo muy útil para modificar el consumo en caso de poder hacerlo, así como detectar cualquier tipo de malfuncionamiento en la instalación.

En una instalación estándar se puede ahorrar entre el 15% y el 75% de la factura de la luz.

Los paneles captan la luz del sol, la transforman en corriente continua que es enviada al inversor y este la transforma en corriente alterna para emplear en nuestros consumos, así pues, esta electricidad no es consumida de la red produciéndose el ahorro en nuestra factura eléctrica.

La energía generada por los paneles solares no necesitará ser generada por sistemas convencionales que no son renovables y causan daños severos al medio ambiente. Un pilar fundamental para la lucha contra el calentamiento global son las energías renovables. El autoconsumo te brinda la oportunidad de poner tu granito de arena para frenar el cambio climático.

Mejorará el funcionamiento del sistema eléctrico, fomentará la eficiencia energética y también facilitará las entradas de nuevos competidores en el mercado energético contribuyendo a la reducción del precio de la energía.

Implica la creación de empleo cualificado y local, también aporta desarrollo tecnológico e innovación además de mejorar la competitividad de las empresas.

Variará mucho en función de los consumos de la empresa y las horas en las que se realizan estos, además del tipo de superficie y orientación de las cubiertas. En Tuvatio podemos hacerte un estudio preciso y personalizado para optimizar el coste de tu instalación.

Variará mucho en función de los consumos de la casa y las horas en las que se realizan estos, además del tipo de superficie y orientación de las cubiertas. En Tuvatio podemos hacerte un estudio preciso y personalizado para optimizar el número de paneles para tu instalación.

Variará mucho en función de los consumos de la casa (calefacción eléctrica, aire acondicionado, tipos de aislamiento…) y las horas en las que se realizan estos, además del tipo de superficie y orientación de las cubiertas. En Tuvatio podemos hacerte un estudio preciso y personalizado para optimizar el número de paneles para tu instalación.

El número de paneles dependerá de la potencia de estos. Con los más habituales, que son de 300w, con 4 es suficiente.

A nivel general existen dos tipos de instalaciones, las aisladas de red y las de autoconsumo fotovoltaico o conectadas a red. La finalidad de las instalaciones aisladas es el suministrar electricidad en zonas donde no llega la red eléctrica. La finalidad de las instalaciones de autoconsumo es el AHORRO.

No necesariamente. Al estar conectado a la red, la energía excedentaria que genera tu instalación se inyecta a la red y no es necesario almacenarla en baterías. Si añadimos batería a la instalación el coste aumentará pero como contrapartida aumentará el ahorro en tu factura y podrás ser más flexibles en tus hábitos de consumo.

Las dimensiones de los paneles más estándar son de aproximadamente 2 m x 1 m. ¡Más altos que una persona!

Sí. Son dos los tipos de radiación que llegarán a tus paneles, la directa y la difusa. Un día nublado no hay radiación directa pero sí difusa. El rendimiento de la instalación será menor en días nublados, pero no te preocupes, esto ya lo hemos tenido en cuenta al dimensionar tu instalación.

¿Quieres pagar menos en tu recibo de luz y a la vez cuidar del planeta?

Rellena ahora este formulario y uno de nuestros expertos en autoconsumo fotovoltaico se pondrá en contacto contigo muy pronto.

RESPONSABLE:
TUVATIO, S.C.
C.I.F.: J-19332345
Av. de Buendía, 11, 19005 Guadalajara.
e-mail: hola@tuvatio.es

FINALIDAD: Atender solicitudes de información y remisión de comunicaciones comerciales.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento expreso del interesado a través del formulario.

DESTINATARIOS: No se ceden datos a terceros, salvo obligación legal. Personas físicas o jurídicas directamente relacionadas con el Responsable.

DERECHOS: Posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante solicitud escrita y firmada, con la referencia “Protección de Datos”,

INFORMACIÓN ADICIONAL: Se puede consultar la política de privacidad de forma más detallada aquí.